07 febrero 2011 ~ 3 Comments

La verdad sobre el e-dating de pago

Siempre me ha rondado por la cabeza dedicar unas cuantas líneas a la parte oscura del “online dating”, es decir, a esas webs que nos “garantizan” que encontraremos pareja sin necesidad de salir a ligar por ahí… pero me acabo de topar con un articulo que ya analiza y deja en pelota picada servicios de pago como Match.com o Meetic, así que paso directamente a traducir, porque creo que vale la pena.

Para abriros el apetito: el artículo original, publicado en Okcupid.com, ya no existe, porque match.com compró la web y eliminó la referencia al mismo. Sin embargo (bendita caché de Google) todavía es accesible en esta dirección.

Descubramos pues por qué, hoy por hoy, pagar para “ligar” es de tontos (al menos si eres hombre). Os aseguro que será una lectura entretenida…

La paradoja de los 20 millones de miembros

eHarmony asegura en su portada contar con 20 millones de miembros registrados. Al menos así lo repite asiduamente el presidente de la compañía, Greg Waldorf, cada vez que le preguntan. Si tu objetivo es encontrar alguien especial, 20 millones de personas desde luego es un gran abanico de posibilidades -básicamente una cuarta parte de todos los solteros de Estados Unidos-. Esta cifra suena espectacular hasta que te das cuenta de que la mayoría de esos usuarios no pueden contestar, porque sólo los clientes de pago tienen habilitada la respuesta a mensajes privados.

Así que, vayamos al meollo de la cuestión: de esas 20 millones de personas con las que supuestamente podemos flirtear, ¿cuántas de verdad  pueden devolvernos el flirteo? Pues no podemos saberlo con exactitud, puesto que eHarmony guarda celosamente el número real de suscriptores de pago (y por una buena razón). Pero no importa; podemos deducir su base de clientes analizando información conocida. Otorgaremos a eHarmony el máximo número de suscriptores de pago posible.

1. Su cifra de ingresos anual está en torno a los 250 millones de dólares, según resultados fiscales de 2009.
2. Puesto que eHarmony cobra a sus clientes mes a mes, dividiremos esa cifra entre 12 meses, y redondeando, nos queda un total de 21 millones de dólares mensuales.
3. Sabiendo cuánto paga cada mes un usuario (entre 20 y 60 dólares), podemos dividir esos 21 millones entre el coste de suscripción. Nos sale un máximo de 1.050.000 suscriptores y un mínimo de 350.000.
4. ¿Cuál es la cifra exacta? Bien, después de aplicar varias fórmulas, teniendo en cuenta que la vida media de una cuenta o “perfil” es de 6.5 meses, nos sale un número de usuarios de pago, redondeado muy al alza, de 750.000.

750.000 perfiles de pago de los 20 millones en total.
El 3.75% de usuarios puede enviar y recibir mensajes, pero el 96.25% restante no puede comunicarse.

Dicho de otra forma… de cada 30 usuarios, tan sólo 1 de ellos puede responder a tus flirteos. Ahí está la paradoja: cuánto más aumentan sus usuarios para convencerte de que te suscribas, más empeoran esos porcentajes para ti, que has pagado por ello.

Irónicamente, aunque las webs de pago han admitido de muchas maneras que están llenas de “paja” (y no en el sentido que algunos desearían), estos sitios tienen muy poco interés en decirte quién es usuario de pago y quién no. De hecho, es mejor para ellos si te muestran primero perfiles no de pago, a pesar de que eso te haga perder el tiempo. Te lo enseñamos a continuación.

Aquí en España no conocemos eHarmony, pero no pasa nada, a match.como la conocemos bien, y sus números son igualmente desalentadores. Al tratarse de una empresa que publica sus beneficios trimestrales, podemos sacar sus cifras de 2009:

perfiles alegados: 20.000.000
suscriptores de pago: 1.377.000

De ello se deduce que las probabilidades de que un perfil sea de pago y puedas flirtear con él son tan sólo del 6.9%, mientras que las probabilidades de que estés ligando “en el vacío” son del 93.1%.

Los sitios de pago quieren que mandes mensajes a perfiles muertos

Recuerda, sitios como Match y eHarmony están en el negocio para conseguir que pagues una suscripción mensual. No hay nada malo con que su motivación sea el lucro, pero la forma tan peculiar que tienen de ganar dinero crea extraños incentivos para ellos. Veamos cómo los sitios de pago adquieren nuevos sucriptores:

Como puedes ver en el diagrama de flujo superior, la única forma en la que no ganan dinero es mostrando suscriptores a otros suscriptores. Es lo peor que pueden hacer para su negocio, porque no hay potencial para el crecimiento de sus beneficios en ello. Recuerda: la vida media de un perfil es de tan sólo 6 meses, y la gente suele contratar períodos de varios meses para ahorrar dinero (pagar mes a mes es mucho más caro). Así que prefieren conseguir nuevos suscriptores frente a conseguir que un cliente actual renueve, pues es algo poco probable. Para conseguir nuevas suscripciones necesitan mostrarte gente nueva, y eso lo consiguen haciendo que mandes mensajes a los recién llegados.

Si eres suscriptor de una web de citas de pago, eres integrante (sin saberlo) de su equipo de adquisición de nuevos clientes. Por supuesto, no te van a saturar de perfiles fantasma, porque acabarás hartándote y te irás, pero eso no cambia el hecho de que tus encantadores mensajes son su material de marketing para llegar a usuarios estándar y convencerles de que saquen la VISA. Si tan sólo una pequeña fracción de tus mensajes tienen respuesta, hey!, genial, estás trabajando gratis. Un momento… en realidad estás… pagándoles por trabajar para ellos!

Bien, veamos ahora cómo estos incentivos encubiertos afectan el ciclo de las citas, especialmente en sitios como match.com, donde podemos configurar nuestras propias búsquedas.

El bucle de la desesperación por recibir respuestas

Incluso más que en la vida real, donde las situaciones de fluidez social pueden llevar a que cualquiera de los dos sexos tome la iniciativa al iniciar contacto, los hombres son los que mueven ficha en el “online dating”. Nuestros datos sugieren que los hombres mandan 4 veces más mensajes de contacto inicial, o “primeros mensajes” que las mujeres, y realizan el doble de búsquedas de afinidad. Por tanto, para examinar cómo afecta el problema de perfiles fantasma a los hombres, deberemos examinar su efecto en el sistema entero.

Hay dos factores en juego:

Cuando se envía un mensaje a un perfil real, el hombre puede esperar una respuesta tan sólo en el 30% de ocasiones. Hemos realizado investigaciones exhaustivas sobre esto, y puede leerse sobre ello en otros posts del blog original (enlace no disponible). Unamos este ratio de respuestas del 30%, con el hecho de que aproximadamente 1 de cada 30 perfiles son viables. Entonces tenemos que:

3/10 × 1/30 = 1/100

Eso es. El hombre realista debería esperar respuesta tan sólo a 1 de cada 100 mensajes que mande a otros perfiles en una web de citas de pago. Estas webs por supuesto no te muestran perfiles completamente aleatorios, ya que están motivadas a mostrarte no-suscriptores por encima de suscriptores. Incluso si realizamos un filtrado avanzado y sólo 2 de 3 perfiles son “fantasma”, tan sólo tendrás un miserable 10% de probabilidades de respuesta.

Por si fuera poco, hay una correlación negativa entre el número de mensajes que manda un hombre por día, y las respuestas que recibe. Cuántos más mensajes mandas, menor es el porcentaje de respuestas. No es difícil saber por qué esto es así. Un mensaje atropellado y escrito con poca atención está condenado a tener menor éxito que algo en lo que inviertes algo de tiempo. Aquí un resumen de 12.000 hombres que han mandado 10 mensajes o más:

Para un usuario intentando encontrar a otro bajo tales circunstancias, se produce un bucle de desesperación. Esto es lo que le pasa al tipo medio:

Básicamente, al ser tan baja la probabilidad de respuesta inicial, el hombre se ve obligado a expandir su búsqueda hacia mujeres con las que encaja menos, y por lo tanto le echa menos inventiva (e implicación emocional) a cada mensaje. Por tanto, cada oleada de mensajes que envía obtiene menor ratio de respuesta. Así que vuelve a expandir su criterio de nuevo, copia, pega, y reenvía.

En menos que canta un gallo, una mujer de esa misma web ha sido bombardeada con mensajes impersonales y poco ocurrentes de todo un regimiento de hombres. Entonces:

El pastel

Fijaos en la parte subrayada en fosforescente: Match cuenta doble para decir que “12 parejas se han casado o comprometido gracias a ellos“, puesto que una pareja que se casa también se compromete. Así que tenemos 6 parejas casandose por día, es decir, 4.380 al año. Redondeemos a 5.000, para que todo sea más simple. La primera observación que podemos hacer es que Match.com ganó 342 M $ en 2009. Eso hace que cada matrimonio en Match tenga un coste promedio de 137 mil dólares.

Bien, ahora es cuando un ligero estudio demográfico pone las cosas aún más feas.

Resulta que tienes 12.4 veces más posibilidades de casarte este año si NO lo intentas desde Match.com.

La cuenta es así:

Recordemos que este es el ratio mínimo, puesto que hemos hecho diversas asunciones favorables a Match por el camino.  eHarmony parece conseguir mejores números que Match, ya que dice casar 236 personas al día. Esta mayor tasa no debería sorprender, porque la filosofía de eH se centra en el matrimonio, en relaciones más serias y estables, frente a los encuentros más casuales de Match.

Tal como ellos mismos nos dicen, su base de 750.000 miembros de pago cambia cada 6.5 meses, lo que significa que por sus puertas pasan casi 1.39 millones de personas cada año. Eso implica un porcentaje de fallo en el objetivo de la web (casar parejas) del 93.8%, puesto que tan sólo 86.140 suscriptores se casan (el 6.2%). El resto pagaron uma media de 190$ por completar su perfil de personalidad.

Conclusión

El mayor reclamo de ventas para sitios e-dating de pago como Match es la cantidad de miembros que tienen, y por ello se esfuerzan en presentar cifras escandalosas en sus notas de prensa. Por supuesto, hay una aparente lógica en desear que el sitio de citas sea gigantesco: cuando uno busca amor quiere tener el mayor número de opciones.

No obstante, tal como hemos demostrado, la imagen que estas cifras proyectan es engañosa. Así que la próxima vez que veas un anuncio de Match diciendo lo grandes que son o la cantidad de gente que casan, deberías pensar en un gigante con pies de barro.

Reflexiones del traductor

Este artículo es un reflejo muy fiel de lo que sienten muchos hombres al ingresar en sitios como Match.com. La avaricia de los sites de pago los aleja mucho de lo que deberían ser en esencia, una red social orientada al dating justa para ambos sexos.

Soy consciente de que no es imposible concertar una cita a través de estos sistemas, de lo contrario serían una estafa absoluta. Pero su efectividad es muy baja. No hablo de oídas. Yo mismo he probado varios de estos servicios, y no he tardado en darme de baja al ver que los perfiles de mujeres con determinada actividad (aquellos que se ven actualizados a menudo, y por lo tanto, que parecen reales) son bombardeados por cientos de hombres, ansiosos por obtener una respuesta, mientras que el resto son perfiles sin foto, abandonados, o incluso, en el peor de los casos, inventados por los propietarios de la web como reclamo.

¿Por qué esos perfiles son bombardeados masivamente? ¿Acaso es que todos los hombres son unos desesperados y todas las mujeres solícitas? Ni mucho menos. Lo que ocurre es que la cantidad de perfiles “fantasma” deja en un número muy reducido de perfiles válidos para “atacar”… Pensemos además que partimos de un filtrado mínimo. Lo lógico es filtrar personas de nuestra ciudad, o de nuestra comunidad autónoma, de edad similar a la nuestra, y con fotografía. Eso reduce las posibilidades de “encajar” a unos pocos perfiles, de los cuáles muchos estarán inactivos o no podrán contestar.

Si bien este artículo tiene partes tendenciosas, como el número de solteros en Estados Unidos, lo cierto es que en general demuestra muy bien esta realidad  y creo, sinceramente, que el mundo del e-dating todavía no ha experimentado una revolución necesaria, similar a la que Facebook ha provocado en nuestra forma de relacionarnos.

El día que exista una red social orientada al dating de calidad, gratuita y transparente, que salvaguarde la veracidad de los perfiles, y sea creíble en el filtrado y cruce de personas, entonces estaremos a los pies de una nueva revolución en la forma de relacionarnos con el sexo contrario. Mientras tanto, seguirá siendo más efectivo acercarse a la barra de la discoteca, aunque nos de mucha pereza o seamos más feos que un alien.

3 Responses to “La verdad sobre el e-dating de pago”

  1. cestas de navidad 6 mayo 2011 at 17:07 Permalink

    gran articulo!!

  2. Leila 23 mayo 2015 at 21:08 Permalink

    Mi perfil es real pero lo que yo veo es la repetición de los mismos hombres una y otra vez, además se detectan muchas mentiras, en la foto parecen de diez y quince años más de lo que dicen, entonces para qué sigo leyendo si empiezan con mentiras?


Leave a Reply